No hubo sorpresa, ni siquiera atisbo con el gol de Benzema. El Madrid chocó contra la pizarra de un Guardiola...