Reacción alemana tras el varapalo neerlandés

La selección de Alemania se repuso del varapalo infringido el pasado viernes por los Países Bajos y logró anoche una importante victoria en Belfast que le permite liderar su grupo de clasificación para la Eurocopa del próximo verano, aunque tiene los mismo puntos que Irlanda del Norte y tres más que la selección dirigida por Ronald Koeman, que además tiene un partido menos que germanos y norirlandeses. Entre la igualdad del grupo y el complejo sistema de clasificación se prevé un final interesante de esta fase clasificatoria.

Joachim Löw introdujo un par de cambios en la alineación de salida de su equipo y modificó el sistema de juego. Pasó del 3-4-2-1 utilizado frente a los Países Bajos a un clásico 4-2-3-1 que le dio más seguridad y control del juego. También incidió en este aspecto el nivel del rival, que por mucho que Irlanda del Norte esté situada en una privilegiada situación en su grupo, es inferior al combinado naranja. Manuel Neuer salvó a su equipo a los seis minutos, tras una intervención sobresaliente en un claro mano a mano. La Mannschaft sufría y, pese a contar con ocasiones también, el resultado no se movió durante la primera mitad.

Manuel Neuer evitando el gol de Irlanda del Norte
Fuente: newsfounded.com

Pero muy pronto se encargaron los germanos de disipar cualquier tipo de amenaza. Lukas Klostermann, lateral derecho del RB Leipzig se internó por su banda y su centro acabó llegando a su compañero de equipo Marcel Halstenberg que, de potente y colocado zurdazo, mandó el balón a gol. Los del Reino Unido acusaron el tanto recibido y Alemania tuvo varias ocasiones claras para sentenciar el encuentro en rápidos contragolpes, pero entre la falta de puntería y una magnífica parada de Bailey Peacock-Farrell tras un chut de Toni Kroos, el marcador no se movió.

Brandt, Kroos y Halstenberg celebran el 0-1
Fuente: elcomercio.pe

Perdonaron los germanos e Irlanda del Norte también tuvo una clara oportunidad para igualar el encuentro tras una jugada que acabó con un pase atrás y un disparo cruzado que salió rozando el poste de la portería defendida por Manuel Neuer. El portero alemán se mostró segurísimo en una seria de centros laterales del rival. El gol de la tranquilidad no llegó hasta el tiempo de alargue. Serge Gnabry, delantero del FC Bayern fue el encargado de establecer el 0-2 definitivo y sentenciar el encuentro.

Restan tres partidos para acabar la fase clasificatoria y el horizonte que se nubló el viernes para Alemania se ha despejado con su victoria de ayer. Los alemanes tienen que viajar a Estonia y recibir a Bielorrusia e Irlanda del Norte. No parece que los de Joaquim Löw vayan a tener problemas para estar en la Eurocopa 2020. Y seguro que pese a las dudas que dejó la selección alemana en la pasada Liga de las Naciones de la UEFA y, sobre todo, tras el estrepitoso fracaso del Mundial de Rusia, el conjunto germano será una de las máximas favoritas para conquistar el título europeo.