La Liga más larga sigue sin decidirse

Tal día como hoy de hace once meses, un 16 de agosto, cuando el coronavirus aun no nos sonaba ni a chino, y si nos hablaban de la Covid-19 nos creíamos que era la última actualización de un software de edición de vídeo, arrancó la Liga. Un golazo de Adúriz en el último minuto le daba la victoria al Athletic frente al FC Barcelona de Valverde en un San Mamés abarrotado de público ¡Qué lejano suena todo aquello! Hoy, ya sin Valverde, sin Adúriz… y sin público, se juega la penúltima jornada con horario unificado y muchas cosas aun por decidir.

Y es que, desde la cabeza hasta la cola, esta peculiar Liga tiene asuntos pendientes. Este artículo quiere ser una pequeña guía que les ayude a visualizar lo que queda por decidirse y, sin caer en enrevesadas cuentas, aclarar lo que cada equipo necesita para alcanzar sus objetivos… o al menos salvar los muebles.

La disputa del título

En la eterna pelea por el título entre Real Madrid y Barça, los capitalinos dieron la vuelta a la situación preconfinamiento y se han mostrado implacables en este esprint final. Llegan con cuatro puntos más la diferencia de goles a estas dos últimas jornadas, bastándoles sumar dos puntos entre los partidos ante el Villarreal en casa o fuera en Leganés para llevarse el trofeo. Las pocas opciones del Barça pasan por ganar en casa a Osasuna y en la visita al Alavés. Un simple empate hace campeón al grupo de Zidane.

Los puestos europeos

Los otros dos puestos de Champions, que tan disputados andaban por marzo, tienen ya sus dueños asegurados. Son para Atlético y Sevilla, que supieron ser los más regulares. El honor de completar el podio lo disputarán ante rivales duros. Los de Simeone jugarán contra Getafe y Real Sociedad, mientras que los de Lopetegui se enfrentarán también a los donostiarras y finalizarán en el Pizjuán ante el Valencia.

Los dos puestos de Europa League son el objetivo con más pretendientes de estas postreras jornadas de Liga. El Villarreal ha ido ascendiendo posiciones tras el confinamiento y se ha acomodado en la quinta plaza. Incluso en algún momento ha parecido que podían alcanzar al Sevilla en la pelea por la Champions. Los castellonenses, con 57, aventajan en tres puntos a Getafe y Real Sociedad, empatados a 54. Ambos equipos se han desinflado en el reinicio de la Liga, y han tenido suerte de compartir mala racha para no quedar descabalgados de las plazas europeas.

El Villarreal, uno de los equipos que mejor han vuelto del confinamiento (fuente: mundodeportivo.com)

En 51 está un Athletic que lleva muchas jornadas queriendo acercarse a Europa, sin terminar de alcanzar esos puestos. Situación parecida la del Valencia, que con 50 puntos tiene opciones, pero no sabemos si tiene la mentalidad suficiente para lograrlo. Con los mismos puntos, pero una sensación muy diferente, está el Granada, probablemente la gran sorpresa de la Liga. Incluso sería posible que el Osasuna, con 48, pudiera entrar en algún triple empate que le llevara a la Europa League, aunque sea altamente improbable. Además, el objetivo de los rojillos de Arrasate está más que plenamente cubierto esta campaña.

El calendario de Europa League

En cuanto al calendario de cada uno, existen diferencias que pueden darle mucho interés a esta lucha. El mejor clasificado, el Villarreal, finaliza en La Cerámica ante el Éibar, pero antes debe ir a Valdebebas para ser la posible víctima de un rival que busca ser campeón. El Getafe también tiene una de cal y otra de arena. Primero recibe al Atlético de Madrid, aunque acaba frente al Levante. Mientras, a la Real le toca ser el juez del tercer puesto, ya que examinará a los dos candidatos para la plaza, Sevilla en casa y Atlético en el Metropolitano.

Vistos estos calendarios, habría opciones para el Athletic, que tendrá enfrente a un Leganés con pocas opciones de salvación y a un Granada con pocas opciones de superarle. El Valencia podrá tomar aire frente al ya descendido Espanyol antes de ir a Sevilla en la última jornada. Granada cerraba ante el Athletic, como ya hemos dicho, y antes debe ir a intentar descender al Mallorca. También jugará contra el Mallorca en la última jornada el Osasuna, que para guardar alguna opción tendrá primero que vencer al Barça en el Camp Nou.

A todas las posibles cábalas para la Europa League, en las que no vamos a entrar a desentrañar posibles desempates para evitar jaquecas, hay que sumar el puesto que otorga la final de Copa. Cuando Real Sociedad y Athletic la disputen, podrán optar al premio secundario de la clasificación europea que puede no darles la Liga.

Los que no se juegan nada

Solo cuatro equipos, Levante, Betis, Valladolid y Éibar, no se juegan ya absolutamente nada en estas dos jornadas. Seguramente los verdiblancos planeaban llegar con, al menos, opciones europeas a estas alturas, pero para los otros tres, es seguramente un motivo de alegría vivir las dos últimas fechas sin un ojo puesto en el descenso.

El Espanyol, ya descendido (fuente: sport.es)

La amargura de la Segunda categoría, que ya han evitado todos los equipos anteriores, pero que ya se destila por Cornellá. El Espanyol ha certificado un terrible curso con el resultado inevitable de la última plaza, que ya tiene asegurada matemáticamente.

El temido descenso

Los cuatro equipos que se repartirán las dos plazas restantes de castigo son Celta, Alavés, Leganés y Mallorca. No obstante, ya en esta penúltima jornada, podrían descender matemáticamente éstos dos últimos, con 32 puntos frente a los 36 de sus predecesores. Si el Leganés no logra puntuar en San Mamés o el Mallorca no lo hace en la isla ante el Granada, se irán a Segunda independientemente de lo que hagan Celta ante el Levante y Alavés en Heliópolis. Si hay que llegar a la última jornada para decidir algo, Mallorca jugará en Pamplona, el Leganés recibirá al Real Madrid en un partido en el que unos podrían estar jugándose el descenso y otros el título, el Alavés también podría tener en el Barça a un rival en busca del campeonato, y el Celta viajará a despedir de la Primera al Espanyol.

Como ven, mucha tela de cortar para estas últimas dos jornadas. Un montón de cuentas por resolver, que, a excepción de la Europa League, podrían dejarse cerradas en los partidos de hoy. En la Liga más larga jamas contada, todo puede ganarse o perderse en el último metro.