¡Buscamos redactores! Si quieres saber más, escríbenos a tct@trescuatrotres.com

La grandeza del fútbol

italia macedonia del norte

Macedonia del Norte, un país al que probablemente el 95% de las personas a quienes se les preguntara (incluido quien escribe) tendría serios problemas para situarlo en un mapa, logró el pasado jueves tumbar a Italia. De nada sirvió un arrebatado Renzo Barbera ni tampoco los 32 tiros de los italianos. Aleksandar Trajkovski, en el minuto 92, puso el 0-1 pasando a la historia no solo de su país sino del fútbol.

Y es que este deporte guarda siempre ese punto de épica, de impredecible, que lo hace único. No siempre la suma de dos más dos tiene que dar cuatro y quien es favorito a todas luces puede quedarse con cara de circunstancias.

El dominio de Italia durante el partido fue abrumador. Aquí la gráfica de la web sofascore donde las barras muestran los ataques y ocasiones (fuente: sofascore.com)

En esta ocasión, el coste de haber sido testigos de lo imposible conlleva una dura consecuencia. Un Mundial sin Italia es en cierto modo menos Mundial. La cuatro veces ganadora no estará en Qatar y lo que es más preocupante encadena dos citas mundialistas viéndolo desde casa. Vamos a tener que esperar un mínimo de 12 años para volver a ver a la Azzurri en el mayor espectáculo deportivo del mundo. Se dice pronto.

El último encuentro que disputaron los italianos fue el 24 de junio de 2014 en aquel célebre Italia – Uruguay con «actuación estelar» de Luis Suárez. Y cuidado que en el aquel Mundial no pasaron a la fase de eliminatorias tras estar en un grupo con la propia Uruguay, Inglaterra y Costa Rica. A nivel de clubes la cosa tampoco es que haya ido mucho mejor puesto que el último campeonato fue la Champions ganada por el Inter de Mourinho en el año 2010. En definitiva, el declive del fútbol italiano, pese al entorchado europeo de 2021 que a día de hoy parece un espejismo, es obvio.

Lejos quedan aquellos gloriosos años 90 donde todo el mundo miraba a la Serie A. Hoy día el fútbol italiano, no sólo a nivel profesional sino incluso en las divisiones juveniles, está plagado de jugadores traídos de fuera, muchos de ellos de un nivel discutible. A eso se le suma una preocupante falta de ideas modernas, siendo un fútbol al que sus propios dirigentes califican como anticuado, que «vive anclado en los años 60».

En cualquier caso, serán los italianos los que tendrán que reflexionar y buscar soluciones. Mientras tanto, Macedonia del Norte buscará el más difícil todavía, ganar a Portugal en su casa y estando éstos ya avisados de que la grandeza del fútbol radica precisamente en sus sorpresas.