Jorge Vilda: “Ahora estoy en el sitio que quiero estar”

Días antes de dar a conocer la lista de las seleccionadas, para hacer frente a Islas Feroe y Hungría debido a la Fase de Clasificación para la Copa Mundial 2023, Jorge Vilda nos recibe de manera virtual. La pandemia también ha dejado atrás el noble arte del cara a cara que supone toda entrevista. Sin embargo, no ha podido parar la acción de la pregunta y de la respuesta. La tecnología de la videollamada es la herramienta que hace posible este encuentro con el Seleccionador Español de Futbol Femenino una mañana de septiembre. Jorge se conecta de manera puntual y comenzamos nuestro diálogo.

Vilda lleva en su cargo actual desde 2015, aunque es de justicia indicar que su relación con la Federación Española comienza mucho antes. Bajo su tutela estuvo la Selección Femenina sub-17 durante cuatro años. En ese tiempo logró: dos Eurocopas, dos subcampeonatos europeos, un bronce mundial, un bronce europeo y un subcampeonato del mundo. A estos méritos hay que sumar que las chicas de la Sub-19 lograron un subcampeonato de Europa con él en el banquillo. Estos éxitos deportivos están marcados por el trabajo en equipo junto a su padre, ​Ángel Vilda.

De manera sencilla y directa, con humildad, Jorge Vilda nos expone entre otras cuestiones: cómo es su día a día como seleccionador, qué tecnologías son sus favoritas a la hora de preparar un partido o qué jugadora del equipo nacional lleva dentro a toda una entrenadora en potencia.

El trabajo como seleccionador

¿Cómo se prepara un entrenador en su día a día? Es decir, desde preparar un amistoso a ya una cita mundialista, o a nivel europeo.

Primero, habría que diferenciar entre un entrenador de club y seleccionador. Difiere un poco. Sobre todo, en los tiempos. Nosotros tenemos en la absoluta seis fechas fijas al cabo de la temporada que duran unos diez días, y es donde jugamos dos partidos. Luego, los veranos con fase final.

Si te clasificas al europeo, Eurocopa. Y, más o menos, entre concentración y concentración, tenemos un mes y medio, o cinco semanas, que es, donde creo yo, que la gente no sabe muy bien lo que realiza un seleccionador y todo su staff.

Realmente, el trabajo de análisis, y el trabajo de mejora de seguimiento de las jugadoras, es el trabajo más determinante para que luego nuestra Selección dé rendimiento. Porque, realmente, tenemos muy poquito tiempo luego cuando las concentramos.

Es un entrenamiento de recuperación, dos entrenamientos de preparación del partido, jugar el partido, recuperarte, otros dos días y jugar otro partido. Cada tarea, cada ejercicio, cada charla que hagamos en una concentración es determinante. Eso lo llevamos muy trabajado.

En ese mes y medio, en esas cinco semanas, analistas y preparadores físicos, ayudantes técnicos, incluso psicólogo, entrenador de guardametas, estamos trabajando a diario en el seguimiento de las jugadoras, pero también en la preparación del partido y en el análisis del rival.

Jorge Vilda durante la entrevista

En estos tiempos que corren, en que la tecnología juega un papel primordial, ¿cuál es tu tecnología favorita para ese análisis?

Nosotros nos movemos, para rivales, en torno a los ocho/diez últimos partidos que han jugado. Para ser funcionales, y optimizar todo el trabajo, hay una herramienta que se llama Sport Coach que tiene los cortes y que es mucho más funcional para pasarnos la información entre nosotros.

Eso para rivales. Para nosotros, para ver a las jugadoras que juegan en la Liga Española y en la extranjera, pues ahora con la tecnología se ha avanzado muchísimo. Te puedes descargar todos los partidos que vienen tageados. Es decir, puedes hacer búsquedas en cuanto a: saques de banda, saques de esquina, jugadoras que juegan por el centro, dónde ha estado la línea. Con toda la información, vas a tiro hecho. Ganas mucho tiempo.

Algo que me gusta bastante, para cuando nosotros mostramos los informes a las jugadoras sobre el rival, es una aplicación en la que tú puedes hacer diseños gráficos. Es decir, que tú, en la charla, aparte de lo que estás contando, aparecen pues lo que vemos en la televisión: los circulitos, las flechas.

Sin abusar de ello, pero pienso que cuando quieres contar algo importante, que se quede grabado, esa imagen es muy importante. Facilita mucho la labor del entrenador de darle más relevancia a diferentes temas tácticos, espacios, desplazamientos. Yo estoy muy satisfecho del trabajo que estamos haciendo, y es algo que día a día va avanzando y también creo que estamos a la vanguardia.

Ya que hemos hablado de gráficos, de tecnología, en esa línea más personal, ¿eres de esos entrenadores que, en sus ratos libres, le gusta echar una partida a los Managers? ¿O desconectas completamente?

La verdad es que no me da mucho más tiempo. El tiempo para estar con la familia, para tener tiempo de calidad con mis hijos, con mi mujer. Y, normalmente, no es nada relacionado con el futbol.

Acercándose el Europeo, ¿crees que perdemos la prensa, el aficionado, la perspectiva de que, en una selección, el camino a seguir es el de mejora constante? Que no es cuestión de pasar de repente de ser las 13 del ranking FIFA, cuando se jugó el Mundial de Francia de 2019, a Campeonas del Mundo.

Es natural que las expectativas, y entre comillas las exigencias, sean altas. Yo creo que nos hemos ganado que esas expectativas sean altas. Estamos en un proceso. En estos últimos seis años hemos visto la evolución, se ha demostrado que estamos en el camino correcto. También, esas exigencias es debido a la ilusión que se está generando en la gente, y eso también es bueno.

Mi deber como seleccionador es baremar dónde está realmente el nivel, tenemos que ser finos los entrenadores para saber dónde realmente estamos en comparación a las mejores.

Sí que pienso que podemos competir contra cualquiera, que todavía tenemos que dar pasos. Porque, por ejemplo, nunca hemos ganado a Alemania. A nivel absoluto, tampoco se ha ganado a Francia. Son equipos que van a estar en la Eurocopa, esas pruebas las tenemos por delante. ¿Queremos que sea cuanto antes? Pues claro que sí, ¿podemos competir contra ellas? Por supuesto. Seguimos dando pasos.

La moral de la Selección Femenina y el inicio de la Liga

¿En esos pasos cómo ves al equipo? Desde aquellos Octavos de Final contra Estados Unidos, ahora ese 3-0 contra Dinamarca. ¿Cómo está la moral?

Mejor que nunca. La progresión es ascendente, ahora mismo en el nivel de confianza yo creo que estamos en un nivel óptimo. Las jugadoras se han sentido y han demostrado que, en el terreno de juego, pueden ganar grandes cosas. Como el Futbol Club Barcelona, que ha ganado la Champions. El Real Madrid ayer hizo un buen partido contra el City, un equipo que, a priori, estaba por encima, pero que, en el terreno de juego, se vio otra cosa.

En un nivel de confianza estamos a un nivel óptimo. Si se sobrepasa, eso es muy negativo para nuestro rendimiento.  Si estás por abajo, también. Al final, no vas a dar tu máximo. Esa es otra de nuestras funciones: el colocar mentalmente a las jugadoras que ahora están en un buen momento. Por las ganas y por la ambición que siguen demostrando. No sólo de conseguir resultados y éxitos colectivos, sino, a nivel individual, pues reivindicarse en las listas.

Lo hemos visto en los reciente premios de UEFA, que han estado copado por jugadoras españolas. Eso creo que es un buen termómetro que te dice en qué momento está el futbol español.

El alto nivel del Barcelona en futbol femenino es indiscutible, el Madrid poco a poco parece que quiere igualarlo a golpe de talonario. ¿Cómo crees que puede beneficiar y perjudicar esto a la Liga? Todo tiene dos caras.

Creo que el Real Madrid está haciendo un buen proyecto. Sobre todo porque está apostando por jugadoras nacionales internacionales. Eso es una apuesta de futuro. Además, apostando también por la cantera. Y, puntualmente, alguna jugadora extranjera. Pero sin volverse locos. Es un proyecto sólido, sabiendo lo que se hace. Pienso que en el futuro va a poder aspirar a todo.

Pero no sólo el Madrid, el Levante y la Real Sociedad. Cada vez tenemos clubes en que la apuesta por el futbol femenino es fuerte y es definitiva. Eso hace que aumente la calidad y que, cada fin de semana, jueguen partidos de mayor intensidad y de mayor nivel.

En una nueva Liga que empieza, por hacer una quiniela, qué equipo cree Jorge Vilda que puede dar la sorpresa.

Creo que todavía es pronto. Hay equipos que han hecho las cosas bien. El Athletic de Bilbao ha hecho las cosas bien en pretemporada. Puede mejorar lo que hizo en la Liga anterior. Sin mojarme con ningún equipo, creo que va a ser la liga más competida que hemos vivido.

Afortunadamente, tenemos mucha calidad en la Liga y, por tanto, en la Selección. Pero, seguimos jugando a las quinielas, si pudieras nacionalizar a una jugadora extranjera para el equipo…

Pfff… ¿Cuál podría jugar con nosotros?… (Jorge Vilda realiza una pausa larga) Me quedo con las mías. No cambio ninguna.

Influencia y relación profesional con su padre

Sustituyes a tu padre al frente de la Sub-19 en 2014. Habéis trabajado juntos también en la Sub-17… ¿Cómo vives ese momento laboral, pero también, al mismo tiempo, familiar?

Hacíamos un buen tándem. Recuerdo esos tiempos con muy buen recuerdo porque cuando él era seleccionador Sub-19, yo era su segundo. Y luego yo llevaba a la Sub-17 y él era mi segundo. Luego, el sale de la Federación y yo asumo el cargo de la Sub-19. Un aprendizaje continuo. Un aprendizaje muy bien llevado.

Creo que me ha permitido hacer como un descubrimiento guiado de lo que es la profesión de entrenador. Mi padre es un gran maestro, lo sigue siendo. Ama este deporte, está enfermo de este deporte.

Él se ve absolutamente todo. Porque es lo que le gusta. En su retiro, como es lo que le gusta, ahora lo que hace es ver todo el futbol. Seguimos teniendo nuestras charlas futbolísticas. También hacemos el esfuerzo por no hablar de futbol. Por hablar de otras cosas. Si no, las familias acaban hartas.

Pero seguimos disfrutando mucho.  Él, desde la lejanía, ve cómo está evolucionando la Selección, ve los partidos.  Sobre todo, cuando lo hacemos bien y cuando ganamos. Pues lo disfruta y a mí me gusta mucho que lo pueda disfrutar.

Jorge Vilda y Carlos Serrano
Entrevistado y entrevistador.

En esa no desconexión… ¿Te llama y te indica cosas acerca del equipo? En plan: ¿Qué haces? Mete a esta jugadora, saca a esta otra

No, nunca se mete en el trabajo. Cuando ha disfrutado me lo hace llegar. Cuando hemos estado peor, no me dice nada porque ya suficiente me machaco. Nunca se ha metido en ninguna decisión. Simplemente, ha intentado ayudar. Cosa que agradezco, porque muchas veces me he dado contra el muro, o me he metido en el charco, sabiendo él que me iba a meter, pero me ha dejado. Eso también me ha servido de aprendizaje.

Deduzco entonces que tu padre ha sido una gran influencia en tu trabajo. ¿Qué otras enseñanzas e influencias aplicas en tu trabajo?

Yo pienso que el mayor legado que me ha trasmitido mi padre, pero también lo que yo viví como jugador de las categorías inferiores del Futbol Club Barcelona, que coincidió con toda la etapa de Cruyff, ese legado, es la forma de entender el futbol. Nuestra filosofía de juego. Sobre todo, mi padre, lo que me trasmitió es esa metodología. 

Cómo puedes conseguir que tus equipos jueguen así. Porque tú quieres jugar de una manera, pero necesitas las herramientas para poder hacerlo. Ese es el mayor legado en cuanto a lo que es césped.

Pero, como entrenador, al acaparar muchas más áreas, no sólo tienes que dirigir a un equipo, sino tienes que dirigir a un staff. Debes tener una relación con la directiva, con la prensa. Y en eso también he tenido buenos profesores. Desde pequeño he tenido la suerte de estar muy cerca del futbol profesional.

Mi padre estuvo en el Atlético de Madrid con Luis Aragonés, estuve también muy cerca. Con Johan Cruyff, luego le ficha el Rayo con Marcos Alonso. Le ficha el Madrid con Heynckes, estoy también cerca. En el Athletic de Bilbao, luego en la Federación. Quince años aquí, pues he tenido la suerte de estar al lado de Luis Enrique, Lopetegui, en la etapa de Luis Aragonés también estábamos aquí.

Es decir, he tenido suerte de estar muy cerca y de poder vivir de primera mano con los más grandes entrenadores que ha habido. De todos he podido aprender algo. De mis entrenadores de mi etapa juvenil, de mis compañeros, es un aprendizaje continuo. Si tienes esa inquietud, nunca se deja de aprender. En ese proceso estoy.

El camino para llegar a ser un buen técnico/a

¿Suele cumplirse el tópico de si fuiste buen jugador/a serás buen técnico/a?

A ver, tener un conocimiento profundo del juego es importante. Si has jugado, te ayuda. Un conocimiento interno tipo un vestuario, una concentración, un campeonato, si lo has sentido como jugador, tienes la experiencia de haberlo vivido muchas veces. Eso te ayuda luego a tomar buenas decisiones.

Esa experiencia es lo que te da la capacidad de anticiparte a lo que puede venir. El buen entrenador debe tener muchas características. Si has jugado al futbol, o lo has vivido de cerca, eso te ayuda mucho.

¿Ves a tus jugadoras y piensas en cuál tiene una entrenadora en su interior? Por dotes de mando, inteligencia…

La verdad es que sí. A ver, hay jugadoras, o jugadores, que cuando terminan de jugar no ven partidos. Simplemente, les gusta jugar. Y hay otros que, realmente, son estudiosos del juego. Los ves dentro pensando, intentándose anticipar cómo hemos hablado antes. Esos jugadores tienen más probabilidades de ser entrenadores. Pero luego nunca se sabe.

Hay jugadores del primer tipo que luego los has visto que han acabo de entrenadores y jugadores, o jugadoras, que dices que apuntan a entrenador y han acabado dedicándose a otra cosa. Pero sí, hay jugadores que los ves jugando y están entrenando a la vez.

Si tuvieras que apostar qué jugadora bajo tu tutela…

(Jorge Vilda rápidamente, sin dudarlo, no se ha terminado la pregunta de formular) Alexia, sin duda. Le encanta el futbol. Mariona, Mariona también puede ser buena entrenadora. Les gusta mucho el futbol y les gusta mandar mucho. Si quieren, serán grandes entrenadoras.

Leyendo tu currículo, llama la atención tu labor como mentor de Futbol Femenino de la FIFA, ¿en qué consiste esta tarea?

Es un programa que comenzó hace tres temporadas la FIFA y que contó conmigo para hacer mentorías. Para promocionar, para ayudar, a entrenadoras alrededor de todo el mundo y que son elegidas por la FIFA. Tienen el perfil para llegar a ser grandes entrenadoras.

Llamaron a unos diez entrenadores de todo el mundo y nos asignan una o dos pupilas. Vemos cómo trabajan, el entorno, si es favorable. Y a partir de ese análisis pues ayudamos en todo. Tanto a ella personalmente como a mejorar su entorno, para que puedan desarrollarse.

A mí me gustan que vengan a España y que pasen cierto tiempo viendo cómo entrenamos con la Selección … (en este punto perdemos la conexión unos segundos en el final de la respuesta).

¿Cuál es el consejo más repetido, o la idea, que siempre intentas transmitir a esas jugadoras que participan en el programa y que quieren dar el paso de dirigir?

Lo primero es que miren en su interior, que analicen la forma de juego en la que ellos, ellas, creen. A partir de ahí, que creen su modelo. Cómo te he contado antes, una vez tienes tu modelo, tienes que tener una forma de poder llevarlo a cabo en competición. Eso es la base de los entrenadores.

Tu forma de pensar, la plasmas. Tu modelo de juego, la forma de llevarlo. Luego, saber trasmitirlo. Son los pilares para dirigir a un equipo. Luego está la gestión de grupo, es básico también.

Puedes saber muchísimo de táctica, de técnica, de ejercicios, pero si no sabes crear un grupo sano, no sirve absolutamente para nada. Debes tener ese sexto sentido para saber dirigir un grupo. Para mí, son los cuatro pasos fundamentales.

En esos cuatro pilares fundamentales ves cómo está cada entrenadora. Si está más coja de uno, insistes en ello. Pero, sobre todo eso: grupo sano, modelo de juego, metodología y saber trasmitirlo.

Entrevista Jorge Vilda
Jorge Vilda nos expone la importancia de la metodología en su oficio

De cara al día a día de la selección, esa mezcla de veteranía y juventud, ¿cómo es el proceso de adaptación de las veteranas hacia las debutantes?

Hemos creado un grupo muy sano. Tenemos unas grandes capitanas que son las que tienen que estar más pendientes de que todo el mundo esté integrado, que todo el mundo colabore, y cuando el grupo funciona así es una gozada. Además, las jugadoras jóvenes que llegan ya vienen de un aprendizaje y de una progresión en categorías inferiores.

En todas las categorías se juega de la misma forma, en cuanto escuchan la primera charla ya saben perfectamente de qué estamos hablando. La adaptación es muy rápida. Por el trabajo que se ha hecho con ella desde jóvenes y porque el grupo, y  las capitanas, lo facilitan todo.

Centrándonos ahora en la preparación de cara a Eurocopas y Mundiales, ¿qué nos falta ,como país, ya sea infraestructura, o masa social, para seguir mejorando por el bien del equipo?

En la Federación hay un proyecto desde hace tres años, hay un plan estratégico para el futbol femenino y las diferentes áreas donde se está incidiendo. Una es el número de licencias, tenemos potencial para crecer mucho más. Después, que todos los fines de semana acudan espectadores a los partidos. De cualquier nivel, pero principalmente de Primera y de Segunda División. 

Y eso se consigue haciendo un buen envoltorio, vendiendo bien el producto. Pero, sobre todo, que el producto sea de calidad. Es decir, que todos los fines de semana haya partidos de nivel que sean atractivos para el aficionado.

A nivel de selecciones, es recoger ese trabajo de los clubes y que las jugadoras sigan creciendo. Que sigan teniendo experiencias internacionales, no solamente por la Selección, sino con sus clubes. Es decir, que esos tres equipos que se clasifican para Champions sean capaces de llegar lejos para que esas jugadoras cada vez sean mejores y nosotros nos aprovechemos de esa mejoría. Ese es el camino en que estamos.

¿Qué lista te ha costado confeccionar más?

Lo mejor de todo es que, en todas las convocatorias, se están quedando jugadoras con mucho nivel para poder estar, incluso salir de titulares. Eso es buenísima noticia. Es buenísima noticia, pero para ellas es mala noticia. Como seleccionador es de las cosas que tienes que afrontar: se quedan fuera jugadoras que no se lo merecen en cada convocatoria. Y no te digo nada cuando viene una Eurocopa o un Mundial.

¿La calidad entonces aporta tranquilidad?

Está claro. Siempre hay situaciones de lesiones, o de bajo rendimiento. Y si tú en cada demarcación tienes cuatro, o cinco, jugadoras de garantía, esa es la mayor tranquilidad. No quieres que pase nunca nada, pones los medios para que no se lesionen. Pero, por una cosa u otra, es el día a día de futbol. Y si tienes bien cubierto todas las demarcaciones, vives más tranquilo la verdad.

entrevista a Jorge Vilda
Jorge Vilda piensa unos instantes antes de responder una de las preguntas

Regresando al análisis y la tecnología del inicio, ¿cuál es el rival más analizado por el equipo español?

(Jorge Vilda de manera categórica) Nosotros mismos. Dedicamos el 80% del tiempo del análisis de vídeo a nosotros y el 20% restante al rival. Estamos centrados en ser cada día mejores. Con conocimiento de los rivales, por supuesto, pero principalmente en cómo nosotros podemos potenciar nuestros puntos fuertes y cómo podemos mejorar nuestras debilidades.

Como última pregunta, la cuestión para seleccionadores: ¿te ves en un futuro en el día a día del banquillo de una Liga?

Yo soy un entrenador profesional. Vivo de esto. Ahora estoy en el sitio que quiero estar y, además, en el momento que estaba buscando. En el futuro ya se verá. No hay un entrenador eterno en ningún sitio. Lo que sí que tengo claro es que mi profesión es a lo que me quiero dedicar toda mi vida. Y a lo que me quiero dedicar toda la vida es a entrenar equipos de futbol.