El “Súper Depor” (1992-1995)

A los más jóvenes seguidores de la Liga les costará trabajo imaginarlo, pero hace no mucho Madrid y Barça no lo ganaban todo. No copaban todos y cada uno de los titulares. Los espacios dedicados al deporte eran diferentes a los de ahora. Entonces era más importante ver los goles del Racing-Compostela que el peinado nuevo del crack de turno…

En estas cuestiones, se puede decir -con toda la razón del mundo- aquello de “cualquier tiempo pasado fue mejor”. Sin embargo, hay una ciudad gallega de apenas 250 mil habitantes donde ese dicho adquiere aún más sentido si cabe: La Coruña.

Tras 18 largos años sin pasar por 1ª División, el Deportivo de la Coruña logró el ascenso directo el 10 de junio de 1991 en aquella última jornada negra para el Real Murcia donde “los pimentoneros” perdieron 2-0 en un Riazor lleno hasta la bandera.

En la campaña 91/92, el club coruñés cumplió con el guión al obtener una sufrida permanencia a través de la antigua promoción, en la que derrotó al Real Betis. Gracias a ello, pudo asentarse en la Primera División y sembrar la semilla de lo que sería un equipo de leyenda.

1992/93

Dos hechos marcaron el inicio de esta temporada. Por un lado, el 1 de julio de 1992 entraba en vigor la Ley 10/1990. Los equipos que hubieran tenido alguno de los últimos cinco años sus números en rojo habrían de convertirse en Sociedades Anónimas Deportivas. El Depor no fue una excepción.

Por otro lado, se abandonaba el formato de la antigua Copa de Europa para pasar a denominarse Liga de Campeones o “Champions League”. De repente, una competición creada en principio sólo para los campeones de las Ligas nacionales se abría a la entrada de otros equipos que no cumplieran con este requisito. Se instauraban las eliminatorias directas a doble partido y se creaba un sistema de premios muy suculento dotando a esta competición de un gran atractivo económico. Conclusión, los clubes comenzaron poco a poco a aumentar el gasto fichando grandes jugadores.

Una vez explicado el contexto en el que nos encontramos llegamos al verano de 1992. El presidente, Augusto César Lendoiro, se movió hábilmente para lograr los fichajes de los internacionales brasileños Bebeto (Vasco de Gama) y Mauro Silva (Club Atlético Bragantino), así como de jugadores como Miroslav Djukic (FK Rad Belgrado) y Aldana (Real Madrid).

El equipo, dirigido por Arsenio Iglesias, disputó el título liguero hasta casi el final, momento en el que FC Barcelona y Real Madrid se escaparon de los coruñeses por apenas cuatro y tres puntos respectivamente.

A las novedades de aquella temporada se unieron jugadores que serían clave en el futuro Súper Depor, Liaño, Fran, Ribera, José Ramón, Claudio…entre otros. El Deportivo de la Coruña lideró la tabla liguera durante gran parte de la primera vuelta, ganando los cinco primeros partidos (entre ellos dos victorias en Riazor, una ante el Celta por 2-0 y otra ante el Real Madrid por 3-2 tras remontar un 0-2).

El nivel del Deportivo durante la temporada fue tan alto que dos de sus jugadores se llevaron trofeos individuales. El brasileño Bebeto logró el trofeo Pichichi con 29 goles arrebatándoselo al delantero chileno del Real Madrid Iván Zamorano mientras que Paco Liaño se hacía con el trofeo Zamora al haber recibido 31 goles en 37 partidos. Como premio, el club logra clasificarse para disputar la UEFA. Será la primera vez que el club coruñés dispute competiciones europeas.

1993/94

Para la temporada 93/94 el Depor logra los servicios del mediocentro brasileño Donato (Atlético de Madrid), Voro (Valencia CF) y Manjarín (Sporting de Gijón) como fichajes más destacados, la columna vertebral del equipo siguió siendo la misma.

Once del Súper Depor temporada 93/94
Alineación del Deportivo en la temporada 93/94. Arriba: Liaño, Mauro Silva, Djukic, Voro, Ribera, Donato; abajo: López Rekarte, Bebeto, Fran, Nando y Claudio. (Fuente: donbalon.com)

La aventura europea acabó para los gallegos con una eliminación en octavos de final ante el Eintracht de Frankfurt quien ganó tanto en Alemania como en Riazor por 1-0. Aquello permitió al equipo centrar sus expectativas en la Liga… una Liga que estuvo a sólo 11 metros de ganarla.

Nadie en La Coruña olvidará aquel fatídico 15 de mayo de 1994. El día del famoso penalti de Djukic en el último minuto. Una pena máxima errada que hizo volar el título, de nuevo, a Barcelona. La eterna historia del modesto que se queda injustamente sin la gloria merecida después de haber liderado la tabla clasificatoria desde la jornada 12ª.

Penalti de Djukic
(Fuente: jotdown.com)

1994/95

El único título del Súper Depor

Tras el varapalo de la temporada anterior, en el verano de 1994 llegan al equipo el internacional búlgaro Emil Kostadinov (FC Oporto), reciente semifinalista del Mundial de Estados Unidos, y Julio Salinas, veterano delantero del Barcelona.

En la Copa de la UEFA, se repite la misma historia del año anterior, cayendo de nuevo en octavos y de nuevo ante un equipo alemán: el Borussia Dortmund. Por lo que respecta a Liga, y tras liderar algunas jornadas sueltas al principio, pronto queda a remolque del Real Madrid de Laudrup y Rául y dirigido por Jorge Valdano. Los blancos cantan su primer alirón en cinco años en el Bernabéu, a falta de dos jornadas para del final, precisamente ante el Deportivo de la Coruña (2-1), único rival que quedaba en liza por el título.

Mención aparte merece la goleada lograda ante el Albacete Balompié en el Carlos Belmonte en la última jornada liguera, un 2-8 con un hat-trick de Julio Salinas. Se trata de la mayor victoria a domicilio del conjunto deportivista en toda su historia en Primera División.

Alfredo celebra el gol Copa del Rey Súper Depor
Alfredo celebra el gol decisivo (Fuente: marca.com)

Aquellos tres años de ensueño para el Deportivo de la Coruña no quedaron en blanco. Si bien la Liga no cayó de su lado, in extremis, en la 93/94, sí que llegaría el primer título de la historia del conjunto blanquiazul con la Copa del Rey de la 94/95.

En octavos de final el Lleida no supuso un gran obstáculo, con un 0-3 en la ida que dejaba más que encarrilada la eliminatoria para el club gallego. El 4-1 de Riazor redondeó el pase a cuartos. Allí esperaba el Athletic de Julen Guerrero, logrando el Deportivo en la ida, en Riazor, un claro 3-0. La vuelta casi fue un trámite que acabó en empate sin goles.

La semifinal ante el Sporting parecía sentenciada con el 0-2 de la ida en tierras asturianas, sin embargo en la vuelta los rojiblancos pusieron contra las cuerdas al Súper Depor gracias a un gol de Lediakhov en el minuto 10. Finalmente el conjunto de Arsenio Iglesias jugaría por un título.

El 24 de junio de 1995 tenía lugar la final de Copa en el Santiago Bernabéu ante el Valencia.

Alineaciones

DEPORTIVO DE LA CORUÑAVALENCIA
Francisco LIAÑOAndoni ZUBIZARRETA
Luís LÓPEZ REKARTEFernando Giner
VOROFrancisco José CAMARASA
Miroslav DJUKICJUAN CARLOS Rodríguez
José Luís RiberaAntonio POYATOS
NANDOMAZINHO
Adolfo ALDANAGaizka MENDIETA
DONATO GamaFERNANDO Gómez
FRANROBERTO Fernández
Javier MANJARÍNPedrag MIJATOVIC
BEBETOLyuboslav PENEV
Arsenio Iglesias (E)José Manuel Rielo (E)

En el transcurso del partido, Alfredo sustituyó a Aldana (52′) y Claudio a Manjarín (91′). El partido estuvo marcado por la lluvia. El Depor se adelantó con gol de Manjarín (36′) que fue después igualado por Mijatovic (71′). Así las cosas, en el minuto 89 el colegiado madrileño García Aranda tuvo que suspender el encuentro al intensificarse la lluvia sobre Madrid.

Deportivo de la Coruña Valencia Final Copa del Rey
(Fuente: marca.com)

La reanudación tuvo lugar tres días después. La más que previsible prórroga fue evitada por un tanto de Alfredo que llevó al Súper Depor a la gloria copera. La ciudad de La Coruña celebraba su primer título y Arsenio Iglesias, el “Brujo de Arteixo”, se despedía saboreando las mieles del triunfo.

Epílogo

Tras la marcha de Arsenio Iglesias del banquillo coruñés, el Deportivo de la Coruña tuvo algunas temporadas grises. En la 95/96 terminó octavo con Toshack en el banquillo aunque llegó a semifinales de la Recopa de Europa cayendo ante el Paris Saint Germain de Djorkaeff. Por su parte, la temporada 97/98 fue turbulenta en el banquillo ya que comenzó la Liga con Carlos Alberto Silva de entrenador hasta la jornada sexta cuando fue sustituido por Corral. El Depor terminó decimosegundo lejos de cualquier opción europea.

Sin embargo, en la 1999/00, el club coruñés se cobró una deuda que el fútbol le debía, al lograr el título liguero. Los Songo’o, Naybet, Djalminha, Turu Flores, Makaay y compañía redondearon una campaña excepcional, y consiguieron lo que seis años antes se había escapado. En aquel ‘segundo’ Súper-Depor seguían jugando Fran, Mauro Silva y Donato, representantes de la primera época dorada del club a principios de los 90, y sin la cual, a buen seguro, no se habría conseguido aquel título del año 2000.

Esta fue la historia del Súper Depor, un equipo de Leyenda símbolo de un fútbol de que fue y que quizás no vuelva.