El fútbol está en cuarentena

El deporte de élite se ha visto tocado de pleno por el impacto del coronavirus. La burbuja en la que suelen vivir las superestrellas ha reventado. La NBA suspende la temporada de forma definita, la Formula 1 cancela el Gran Premio de Australia y la ATP deja las raquetas por 6 semanas. Y el deporte rey no podía ser ajeno a esta crisis mundial de salud. El fútbol está en cuarentena.

Saltaba la noticia en el Real Madrid con el positivo de un componente de su plantilla de baloncesto. Inmediatamente, tanto el equipo de basquet como el de fútbol, se ponían en cuarentena. En Italia, era el defensor de la Juventus, Daniele Rugani, quien caía víctima del COVID-19. Y en Inglaterra, el joven entrenador Mikel Arteta se apuntaba a una lista de positivos que seguramente no dejará de crecer en la próxima semana.

Reunión de la UEFA

Las principales ligas intervenidas. La Champions y la Europa League también suspendidas. Era de esperar teniendo en cuenta el aplazamiento de partidos como el Manchester CityReal Madrid y el Juventus Lyon. Otra decisión no hubiera tenido mucho sentido y supondría una gran irresponsabilidad.

manchester city real madrid suspendido
(fuente: marca.com)

En cuanto a la Eurocopa, todo está en el aire. Es cierto que hay un margen de 3 meses hasta el 12 de junio para pacificar la situación. Se rumorea que el aumento de las temperaturas podría ayudar a paliar esta pandemia. Pero nadie puede asegurar nada. Además, si la intención es retomar las competiciones ahora en cuarentena, se necesitará el mes de junio para finalizarlas.

Nos encontramos con una de las peores alarmas sanitarias mundiales de los último años. Los gobiernos van tomando medidas destinadas a evitar la propagación y el consecuente colapso de los sistemas sanitarios. Medidas fáciles de seguir y con un gran componente de sentido común, que se resumen en higiene, distancia entre las personas y, sobre todo, responsabilidad con uno mismo y para con los demás. Malos ejemplos tenemos en Diego Costa, o en aquellos que acaparan de forma innecesaria provisiones en los supermercados. Es momento de descansar.