No te pierdas nuestro podcast "Desde la medular"

El desconocido Amorebieta y el fútbol de otra época

Este año la Liga Smartbank ha dado la bienvenida a dos clubes que se estrenan en la categoría de plata. Y aunque los focos estén puestos en la U.D. Ibiza, el ambicioso proyecto puesto en marcha hace seis escasos años por el exmandatario valencianista Amadeo Salvo, hay un equipo que ha llegado a la división casi sin hacer ruido. Hablamos de la S.D. Amorebieta, un desconocido para el gran público pero todo un clásico en el fútbol vasco.

Resulta muy difícil que en la élite del fútbol moderno pueda llegar a colarse una institución tan humilde. Buena muestra de ello es la profunda transformación a la que se ha sometido a contrarreloj en los últimos meses para adaptarse al balompié profesional. Aunque, como siempre se ha dicho, lo difícil no es llegar sino mantenerse.

Un pueblo orgulloso

Los urdinak (azules en euskera) están radicados en Amorebieta-Echano, localidad también conocida como Zornoza en la lengua vasca. Ostenta el honor de ser el pueblo más pequeño de todas las sedes que albergan clubes en nuestra categoría profesional con una población que no llega a los 20.000 habitantes. Su actividad principal se centra en la cercana central térmica de Boroa, aunque su importancia radica en ser cruce de caminos entre Durango, la reserva natural de Urdaibai y Bilbao, que se encuentra a escasos 20 kilómetros.

Amorebieta la Patata
Amorebieta y su famosa escultura de «La patata» (Fuente: wikimedia.org)

Tal es la cercanía con la capital vizcaina que los zornotzarras se han visto obligados a disputar sus partidos en uno de los campos de los que el Athletic Club dispone en Lezama. Pese al empuje de los vecinos, Urritxe no cumple con los requisitos que exige La Liga y deben trasladar sus encuentros al césped habitualmente reservado a los conjuntos filial y femenino de los leones. No obstante, ya están dándole vueltas en la planta noble a cómo atraer a los aficionados visitantes al pueblo cuando la pandemia permita los desplazamientos.

Club de socios

En el Amorebieta se respira el fútbol de antes. Un fiel reflejo de esto es su carácter social pues se trata de una de las constadas instituciones de nivel profesional no establecidas como sociedad anónima deportiva. Una peculiaridad compartida únicamente con Real Madrid, Barcelona, Athletic y Osasuna que dificulta sobremanera la pervivencia en el monetizado deporte actual. Un escollo que requeriría de un aval valorado en un millón de euros, una cifra inalcanzable para los vizcainos.

De momento, a Jon Larrea, el presidente, y su directiva les basta con hacer frente a los enormes cambios sufridos en si economía. Hace cuatro años saldaron una deuda que rondaba el medio millón de euros y sus futbolistas han pasado de cobrar un extra a otras ocupaciones a recibir nóminas de 85.000 euros anuales, lo mínimo exigido en la Liga Smartbank. Quizás, la austeridad y el savoir faire de la planta noble sea una de las claves del éxito.

Plantilla made in Euskadi

La SDA hace honor de una de las máximas más valoradas en la gastronomía moderna: el producto de cercanía o km 0. Todos los jugadores del Amorebieta proceden del País Vasco o Navarra. Este hecho, similar a lo que sucede en el Athletic, dota de un mayor sentimiento identitario a la plantilla azul. Y cuando el presupuesto escasea, la mejor fórmula para competir se basa en la fe y el corazón que le ponen partido a partido los futbolistas de casa.

San José Amorebieta
Mikel San José es el gran fichaje de la S.D. Amorebieta. (Fuente: marca.com)

El grueso del plantel proviene de la extinta 2ª División B, o porque continuan en las filas urdinak o porque han sido incorporados libres de clubes como Albacete, Rácing o Sabadell. Aunque hay una incorporación que destaca sobre el resto, la llegada de Mikel San José procedente del Birmingham. El pivote internacional deseaba volver a casa y lo hace para comandar el proyecto zornotzarra. Y no es el único veterano en liza, la portería la ocupa el experimentadísimo Santamaría, exguardameta de Osasuna, Mallorca o Huesca entre otros.

Juventud en el banquillo

Al mando del equipo vizcaino se encuentra Íñigo Vélez, un exfutbolista surgido de Lezama que aún no llega a los 40 años. Los que conocen su trabajo hablan maravillas de un técnico al que han bastado tres campañas para lograr un ascenso histórico. Su experiencia se limita a esos tres cursos en Amorebieta y algún año en categoría regional, por lo que su precocidad hace gala de clarividencia. Pero siempre desde la modestia consciente de la dificultad que supone cosechar puntos para un equipo tan humilde.

De ahí que base su idea en el esfuerzo colectivo y la intensidad en la presión. Todo ello conjugado con la búsqueda de solidez defensiva en un sistema normalmente conformado por cinco zagueros. Su esquema predilecto es el 1-5-3-2. En su once tipo las piezas claves son: el carrilero diestro Larrazabal, que busca volver a dar el nivel que le hizo debutar con el Athletic en Primera, el ya mecionado San José en la contención, la llegada de un todocampista como Iker Bilbao y el olfato goleador de Koldo Obieta, que ya ha marcado dos tantos en este inicio liguero.

ascenso Liga Smartbank Amorebieta
La celebración del ascenso a la Liga Smartbank. (Fuente: www.racinguismo.com)

En Amorebieta saben que el esfuerzo y el trabajo no se negocian porque ese es el único para que un club tan modesto puede sobrevivir en la élite del fútbol actual. Y a Vélez y los suyos en eso no les gana nadie.