El candidato

El Sevilla FC demostró, sobre todo en la primera parte de ayer frente a la Roma, que jugando a ese nivel no tiene rival en la Europa League. El conjunto de Lopetegui fue un equipo coral donde todas sus líneas estuvieron a un gran nivel.

La defensa estuvo impecable con la pareja de moda Koundé-Diego Carlos. Se compenetran a la perfección y tienen esa habilidad que parece suerte pero que en realidad es trabajo y calidad, de taponar cualquier lanzamiento. En la radio escuché que parecen una defensa de balonmano aguantando hasta el final y no le faltaba razón al comentarista. A destacar como no los laterales con un siempre incisivo Jesús Navas (lástima que no llegara a aquel autopase sobre Pau López) y portentoso Reguilón con gol incluido.

Y llegamos al pivote defensivo, Fernando. Qué jugador. Lo rescató Monchi de su ostracismo en Turquía por 4,5 millones de euros y a día de hoy equilibra al equipo andaluz con una naturalidad que asombra. Su perfil defensivo no es óbice para exhibir un buen toque de balón cambiando el juego cuando el equipo lo necesita.

Lo mejor del Sevilla es que se deshizo de una Roma que venía con ritmo de competición y con una racha de siete victorias y un empate tras el parón, con un Banega a medio gas. Claro que tratándose de Banega eso significa pases entre líneas por doquier, balón al palo y calidad. Mucha calidad.

En-Nesyri celebra segundo gol Sevilla Roma
En-Nesyri autor del segundo gol del Sevilla en el que fue uno de sus mejores encuentros con el equipo andaluz (fuente: as.com)

Mención aparte merece Ocampos, otra maravilla de la chistera de Monchi. Un jugador que no entiende el significado de contemporizar. Va a la misma velocidad siempre, y ésta es la máxima a la que su cuerpo le permite. En el minuto 88 seguía presionando como si fuera por debajo en el marcador. Juega a otro nivel con un desborde y una lectura del juego excelentes.

No podía terminar sin mencionar a Lopetegui, un entrenador que goza de valedores y detractores en el mismo número pero que ayer barrió tácticamente a Paulo Fonseca. Las novedades de En-Nesyri y de Suso resultaron clave para desarbolar al equipo italiano.

Por parte del AS Roma vulgaridad generalizada, no aparecieron ni Diawara quizás mermado físicamente ni el prometedor Zaniolo. La tripleta Dzeko, Mkhitaryan y Kolarov mostraron el cambio generacional que necesita el conjunto de la capital italiana. Un cambio que Monchi no pudo o no le dejaron realizar.

En definitiva, magnífica presentación de credenciales del Sevilla. Presentación no necesaria cuando uno ha ganado la competición en cinco ocasiones pero que bien viene como aviso a algún navegante despistado.

Anterior
Sin opción