El auténtico mundial de clubes

Esta semana comienzan las fases finales de las dos competiciones europeas más extrañas de la historia. Ya saben, este maldito 2020 no va a dejar que las cosas sigan su natural transcurso, no. Toca vivir días únicos en cualquiera de los ámbitos de nuestra vida y la Champions y la Europa League no serán la excepción.

Es el año de las teles, del teletrabajo, del aumento de las audiencias televisivas y el año en que la única forma que tenemos de disfrutar de cualquier espectáculo, del que últimamente parece salvarse la fiesta taurina, es a través de esas grandes pantallas que se han convertido en el centro de nuestro consumo.

Y, dadas las circunstancias, el formato no puede ser más atractivo. Lo que en la antigua normalidad era una situación impensable por lo que la concentración del componente ultra de cada afición significaría, la nueva normalidad lo facilita y nos va a permitir vivir dos torneos que deben sublimar la emoción.

Cuartos de final de la Champions League 19/20
Cuadro de Champions League (fuente: eldesmarque.com)

Recordemos, Champions League, ya clasificados para cuartos de final: Atalanta y Paris Saint Germain; Red Bull Leipzig y Atlético de Madrid. En octavos, en los partidos de vuelta, Juventus de Turin contra Olympique de Lyon, Manchester City contra Real Madrid, Bayern de Munich contra Chelsea y Fútbol Club Barcelona contra el Nápoles. Solo una eliminatoria definida, el 0-3 que le endosó el Bayern al Chelsea en Londres. Las demás, eliminatorias sin resultados claros y con mucho en juego.

Primero, este fin de semana, viernes 7 de agosto y sábado 8, todos a las 21:00, la resolución de las eliminatorias de octavos, y, a partir del miércoles 12, las eliminatorias a partido único de cuartos. Muy poco separa a cada equipo de conquistar un título que tendrá una historia especial per se, y que, a su vez, es el más asequible que se pueden encontrar cada uno de los contrincantes involucrados.

La oportunidad de ganar su primera Copa de Europa para muchos de ellos, cada uno escribiendo su propia historia en esta competición, historias de redención, de heroicidad o valentía. Los demás buscando repetir en sus hegemónicas trayectorias. Y todo a un solo partido. Esa mezcla entre mentalidad, físico y experiencia tomará el control y nos ofrecerá un campeón irrepetible. Un campeón que siempre vendrá acompañado por un asterisco que explique en qué circunstancias se jugó y se ganó esta competición.

Y a su lado, dignificando por fin un torneo tan difícil de ganar como lo es su prestigioso hermano mayor, la Europa League. Un nuevo lío en el que hay 6 eliminatorias en las que se jugaron los partidos de ida, en las que, salvo el Manchester United, que ganó 5 a 0 al LASK a domicilio y el Basilea, que hizo lo propio al sorprender a uno de los gallos, el Eintrach de Frankfurt, todo está en el aire. El resto de los contendientes son el Shakhtar, Wolfsburgo, Kobenhavn, Istambul BB, Bayer Leverkusen, Glasgow Rangers, Wolverhampton y Olympiacos.

Cuadro de la Europa League 19/20 antes de su reanudación.
Cuadro de la Europa League (fuente: diariodesevilla.es)

Mencionamos aparte las eliminatorias italo-españolas que fueron suspendidas ya en sus partidos de ida, el Getafe-Inter de Milan, subcampeón italiano y el Sevilla-Roma, partido con un sabor especial para el director deportivo del Sevilla, Monchi.

Las fechas, siempre pegadas a las de la Champions, en los días inmediatamente anteriores. Al fin compartiendo cartel.

En el análisis estrictamente deportivo, quizás los equipos italianos y los ingleses, cuyas ligas acaban de finalizar, lleguen en un estado de forma mejor que el del resto de equipos, incluidos los españoles, que hace ya varias semanas que dejaron de competir y en los que incluso ha habido períodos vacacionales.

Pero las eliminatorias a partido único son una garantía de espectáculo, emoción e incertidumbre y, hablando de fútbol, las rachas, los estados de forma y las dinámicas pueden cambiar al menor detalle, una expulsión, un penalti, una decisión del VAR y todo puede dar un vuelco.

Alemania y Portugal son los idílicos escenarios en los que el balón echará a rodar. Faltará el público. Sobrarán espectadores. El mayor espectáculo del mundo no yanqui va a comenzar. Los formatos aseguran la pasión. Campeones y aspirantes ante el que será uno de los capítulos más rememorados de la historia, quieren teñir las páginas de sus amados colores. Solo por maldecir este 2020, tiene que valer la pena. Para los protagonistas seguro, pero también para sus aficionados. ¡Cómo ha cambiado el fútbol en verano!

La Supercopa de Europa 2020 se celebrará en Budapest
Supercopa de Europa (fuente: elespanol.com)

Mi única crítica es que la Supercopa de Europa no se haya prestigiado del mismo modo habiendo acercado su celebración a los dos campeonatos comentados. Quizás eso significase no valorar suficientemente lo que históricamente ha sido más relevante, pero pienso que haberles dado continuidad a ambos torneos creando una gran final entre el campeón de la Champions y el de la Europa League en el mismo período temporal terminaría de haber rematado esa mística que se presagia. Habremos de esperar al 24 de septiembre con su sede en Budapest.

De todas maneras, el espectáculo está asegurado y, como dice un viejo amigo ¿Tú te imaginabas a tu equipo jugando un mundial? Pues hasta eso ha llegado. Maldito 2020, estas victorias, estos títulos, sean quiénes sean los que los consigan, irán por ti, por tu final.