Desmontando a Newton

¿El mejor lateral izquierdo de la historia? Pues para muchos sin duda, mientras que para los más puristas quizás fuera Paolo Maldini.

Si hay algo que hacía único al bueno de Roberto Carlos era, además de una velocidad digna de los mejores atletas, su potente disparo con pierna izquierda capaz de mandar el balón a 170km hora.

Ante tal despliegue sobrenatural, si el tiro seguía el camino correcto hacia el marco, al pobre portero de turno no le quedaba más que rezar para que el esférico acabara en las redes y no impactando en su propia figura.

Brasil y Francia disputaban un amistoso en el año 1997. Se dio una falta propicia para el disparo del lateral brasileño, a unos 35m de la porteria defendida por Fabian Barthez. Tomó carrera para acabar golpeando el balón con el exterior de su bota. Y voila, se produjo el que pasaría a la historia como “el gol que desafió las leyes de la física”…