Hazte socio de TCT y disfruta de contenido exclusivo

El cura portero

Madrid 1959. Una tarde más en el denominado “campo de fútbol de teólogos” del Seminario Conciliar de la capital. Pese a su sotana hasta los tobillos, el seminarista Lino Hernando de apenas 21 años recién cumplidos se suspende en el aire de manera increíble para realizar una estirada que bien podría haber firmado el denominado “Santo”, ídolo del protagonista.

Afortunadamente ahí se encontraba también la cámara de Ramón Masats. Quien fuera Premio Nacional de Fotografía en 2004, captó una instantánea que prácticamente cualquier aficionado al fútbol de España ha visto en alguna ocasión. La pregunta que probablemente te estés haciendo es si el esférico acabó en la mallas o por el contrario Don Hernando cumplió con su cometido.

En el año 2005, el diario El Mundo logró hablar con el seminarista. Lino Hernando se ordenó sacerdote dos años después y hoy es el párroco de la iglesia de San Sebastián en Madrid. Su carrera le ha llevado incluso a ser arcipreste de la vicaría III del barrio de la capital.

Cuenta que pese a que en el año 1950 ya se instauró el uso de ropa deportiva en los seminarios, los aspirantes a sacerdotes jugaban con sotana por pura pereza. Es quizás ese elemento, el de la sotana, lo que da ese toque bucólico a una fotografía que ha servido de inspiración por ejemplo a Almodóvar. Y es que el director manchego recrea dicha escena en su película “La mala educación”. 

La fotografía se publicó originariamente en el diario Ya para la campaña del día del seminario. Desde ese momento, ha sido mostrada en exposiciones internacionales siendo mundialmente conocida. De hecho, se trata de una de las pocas instantáneas españolas que el MoMA (Museo de Arte Moderno de Nueva York) guarda en sus archivos.

Esta es la historia de esa foto que muchos de nosotros hemos buscado en internet sin saber nada más que se trataba de un cura portero.

Y sí, sí fue gol. La sombra del balón da una pista.

Foto Cura portero Ramóm Masats
(Fuente: elperiodico.com)

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *