Football Manager 21: Estas son sus 5 claves

La liga más extraña de todas está a punto de finalizar. Y todo por decidir todavía. Una temporada más, conforme se afiance nuestra nueva normalidad, llegará otro campeonato. Y ahí estará la saga Football Manager. En su última edición daba pasos agigantados, en varios aspectos, aunque todavía tiene detalles a mejorar. Qué nos deparará uno de los grandes títulos en estrategia deportiva y cómo se adaptará al nuevo fútbol son incógnitas a la espera de las primeras noticias oficiales.

1. Cuidado de la cantera

Sería extraño que desapareciera en el próximo capítulo el centro de control de nuestros juveniles. Nos va indicando cuáles de nuestras promesas pueden llegar a tener sitio en el primer equipo. Una utilísima herramienta para aquellos amantes de cantera y no cartera. O bien para equipos que, ante la escasez de recursos económicos, tienen en sus categorías inferiores su mejor mercado de fichajes. Sin duda, pondrán novedades en este campo con la base ya creada. Es una de las herramientas con mayor aceptación dentro de la saga.

2. Puntería

Un clásico es pedir que mejoren las estadísticas de disparo de nuestros delanteros. Son varias las ocasiones en que se nos va un partido tirando nuestro equipo la friolera cantidad de 24 disparos a puerta y el rival no pasar de tres. El resultado es perder dos a cero. Una vez se puede catalogar de realismo o mala suerte. A la cuarta o quinta ocasión que esto ocurre se puede decir que algo huele a podrido en Football Manager.

3. Parches del aficionado al rescate

Se ha de reconocer que, si de algo vive la saga de SEGA, es de la fiel legión de seguidores que, cada entrega, se lanzan a adquirir y mejorar las deficiencias con todo tipo de parches. Desde los trofeos oficiales, y logotipos, hasta los rostros de los jugadores pueden ser descargados e instalados fácilmente en nuestra partida. Deberían impedir, dado el alto precio del juego, el que fuera necesario recurrir al enorme trabajo de la afición del juego. Es cierto que se logró la licencia de la liga alemana, pero no es suficiente. Duele ver, sin los parches, como un histórico como el Betis pasa a ser el Híspalis.

4. Todo un mundo de estadísticas

Quizás uno de los encantos escondidos de Football Manager es que, como Brad Pitt en Moneyball, debemos fijarnos más en los hombres que nombres. Debemos estar muy atentos a las estadísticas de nuestros jugadores, y de sus características, con el fin de que nuestras variantes técnicas y tácticas nos hagan llegar a los objetivos impuestos a corto, medio y largo plazo de la directiva. En ocasiones, aunque suene difícil de creer, llegará el momento de ir sentando a Messi y dar la oportunidad a ese chaval del juvenil que tiene un mayor promedio de gol que el argentino.

Estadísticas de Messi en Football Manager
Estadísticas de Messi en Football Manager (fuente: fmprofiles.blogspot.com)

Son múltiples los puntos salvados sabiendo mover el banquillo y dar la oportunidad a aquellos jugadores cuyos porcentajes altos de éxito, en pase y eficacia de cara a portería o saltos ganados, tienen mucho que aportar al equipo. Queremos más en el 2021. Eso sí, con más equilibrio entre la calidad y el resultado final. Es decir, si CR7 tiene 18 sobre 20 en faltas, ¿cómo es que falla tantas?

5. El prestigio es la mejor arma

Nuestro nivel de éxito en el ámbito futbolístico es la mejor llave para sentarnos en un gran banquillo. Con su gran nivel de realismo, es cierto que si elegimos un banquillo de una división inferior en la partida, con el objetivo de ir ascendiendo, nos costará muchísimo más que si comenzamos nuestra carrera en el Real Madrid. Aunque el juego lo compensa con una máxima clara: importan los resultados y éxitos. Si nos despiden del Manchester City con juego penoso, y ningún trofeo de renombre, es muy difícil que otro grande vuelva a confiar en nosotros.

En cambio, un pequeño éxito en un equipo humilde (la permanencia o un ascenso unido a una fama de buen manejo de finanzas) está muy valorado en las esferas medias y altas de las ligas de todo el mundo. Que siga esa característica en Football Manager 21 sería una garantía más de que se persigue compensar la balanza entre los jugadores que disfrutan empezando sus carreras desde la humildad y los que se ven capaces de comenzar rodeándose de los más grandes.

Así que toca esperar a que comience el río de rumores acerca de lo que nos traerá a nuestras plataformas de ocio digitales el equipo de Football Manager 21. No dejarán a nadie indiferente, eso es una garantía. Lo que debe exigirse a la marca es que no se duerma en los laureles, de ejemplo está la edición 19 frente a las 18, y sigan trabajando duro para otorgar uno de los videojuegos más esperados en el área deportiva.

Para los veteranos, es un reto analizar al milímetro cada novedad. Para el novato, es la puerta a todo un nuevo mundo alejado de la forma de ver el fútbol respecto a la saga FIFA.


Valoración TCT