Chirigota Titular

El lunes se alzó el telón en el Gran Teatro Falla de Cádiz. La fiesta del pueblo ha comenzado. La Copa del Rey, con su nuevo formato, ya tuvo en la noche de ayer sus primeras sorpresas en materia de quedarse fuera equipos de primera división. Algunos dirán que son hechos aislados. Sin embargo, el febrero gaditano guarda muchas veces el fútbol en su memoria. Son varias las ocasiones en que este deporte ha servido de musa para una de las fiestas andaluzas más conocidas y galardonada con el sello de Interés Turístico Internacional.

Los Hinchapelotas

«Somos los hinchapelotas, vente con nosotros, esta es tu afición» suena todavía cuando Vera Luque y su chirigota entran en escena en el teatro. La poca vergüenza de esta grada, y sin perder de vista su crítica social, hicieron ganarse al público desde el minuto uno. Una revelación en aquel 2012. Aunque Luque es uno de los autores más esperados temporada tras temporada. Actualmente, una máquina en eso de ganar primeros premios. Ideal unión chirigotera entre fútbol y carnaval.

Los que hundieron el Vaporcito

Decir cuarteto es hablar del género más difícil, según un servidor, del concurso de agrupaciones. Un esfuerzo máximo. Y el Morera es un grande en ello. Siempre dando lo máximo. Aquí el humilde equipo del Vaporcito tratará de salir adelante de su crítica situación económica. No hay fichajes, les toca el Barcelona Copa del Rey, rivalidad manifiesta entre los seguidores y el máximo mandatario. Nada puede salir mal. Bueno sí, no reír con las locuras de esta agrupación.

Los Bordes del Área

El seguidor carnavalero echa de menos al Yuyu. Y también unió fútbol con sus letras. Corría 1996, y estos árbitros llegaron al Falla. Llenos de doble sentidos, la FIFA les da más de un tirón de orejas por ser muy caseros. Son de manta y buen sofá como ellos mismos se definen en su famoso estribillo. Imposible verles lejos del Carranza.

Los clásicos del teatro

Canijo «Ancelotti» de Carmona. Sorprende cada entrega carnavalera con nuevos tipos y golpes de ingenio. Carnaval de Cádiz 2015, los tiempos más tensos entre Madrid y Barcelona, tras la era Mourinho, tuvieron su repercusión en Carnaval. Entrada a escena con el himno de la Champions, ahí es nada. Adivinen los jugadores caricaturizados antes de la presentación…

Este año somos campeones

Rizando el rizo. Unimos un clásico de la infancia, como Oliver y Benji, con el Carnaval. Como debe ser, divertidos y sin complejos, este once saltó a la grada. Múltiples referencias culturales: desde letras de Sabina a la mítica serie que parodian. Se merece ser recordada y escuchada como ejercicio de nostalgia.

El fútbol tiene muchos lenguajes. No caben en un terreno de juego y admite miles de metáforas. Qué mejor cita para ser parodiado que la fiesta de la alegría y la ironía por excelencia. Disfruten, como indicó Chaplin: «Un día sin reír, un día perdido».

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *