Carta a los Reyes Culés

Queridos Johan, Ladislao y Joan,

Este año he sido muy bueno, he seguido a nuestro equipo con devoción y sufrido con los sobresaltos de la temporada. Sin embargo, tengo que ser sincero porque vosotros lo véis todo, no he visto todos los partidos del equipo, y no ha sido por falta de tiempo, sino porque siento algo de desarraigo respecto a nuestro club. No obstante no pierdo la esperanza así que, como sigo saltando con los goles del club y nadie me va a quitar la ilusión, quisiera pedir los siguientes presentes para el año que viene.

  • Un nuevo entrenador. No es que no me guste este entrenador, es que me está quitando la ilusión por ver a este equipo. Este año incluso he buscado excusas para no verlo. Habrá quien diga que lo importante son los resultados, lo cierto es que eso sólo lo dicen aquellos que no aman este deporte. Si solo importara el resultado no necesitaríamos estar dos horas delante del televisor sufriendo, bastaría con leer los resultados en el teletexto al acabar la jornada y listo. Te pediría que el nuevo entrenador gustase del buen toque del balón, del juego combinativo y de la pasión por defender nuestro escudo.
  • Dos cojines para Busquets y Rakitic. Ambos han dado sus mejores momentos en el club y precisan de descanso, a pesar de que ellos se nieguen a dejar de jugarlo todo. Sin embargo, teniendo en cuenta todo lo que han dado por el club, creo que se merecen estar cómodos en el banquillo.
  • Tres despertadores para Dembélé. El genial jugador blaugrana ha despertado la admiración del seguidor blaugrana, el problema es que no se despierta a tiempo cuando tiene entrenamiento. Ya que veo difícil que Ernesto retrase los entrenamientos a horas decentes para los genios, creo que con la suma de varios despertadores solucionaríamos los problemas del francés.
Dembelé celebrando gol
Dembelé, magnífico en el campo y «despistado» fuera de él. (Fuente: sport.es)
  • Unas gafas para Messi y Suárez. La edad no perdona y los jugadores no son una especie diferente. Con los años se pierde vista y he detectado que en los últimos partidos tienen serias dificultades para ver los numerosos desmarques de su compañero Ousmane.
  • Billetes de avión. Hay jugadores a los que les vendría bien una salida del club. Denis Suárez, Munir, Vermaelen y Rafinha estarían encantados de salir del club. Como no quiero abusar de vosotros, los billetes que sean solo de ida.
  • Un frigorífico. Para almacenar la sangre de Arturo Vidal y poder hacerle una transfusión a los miembros de la plantilla que lo precisen cuando el equipo se vea inmerso en las rondas eliminatorias. De esta manera evitaríamos el ridículo como el que tuvo lugar el año pasado contra la Roma. Si la mitad de los jugadores blaugrana tuviesen el carácter del chileno, la Champions estaría más cerca. Quizás podríamos empezar por hacerle una primera transfusión a Coutinho, que últimamente demuestra un carácter indigno de su valía.
  • Paciencia. Para que Aleñá, Miranda, Riqui Puig y en general los jugadores de la cantera no abandonen el club por falta de oportunidades. Los grandes éxitos de las últimas décadas se han cimentado sobre los jugadores de la casa y no sobre medianías fichadas a golpe de talonario.

Y esto es todo queridos Reyes Magos. Bueno, si no me podéis conceder todos los deseos me basta con uno solo… ¡Mucha salud, discusiones sanas pero no violentas y mucha diversión para todos los seguidores de este noble deporte!

Aunque si os soy sincero me haríais tan feliz si solo me pudiéseis conceder el primer deseo…

¡¡FELIZ NAVIDAD Y AÑO BUENO A TODOS!!