Descubre la copa más exótica del planeta fútbol

Hoy les propongo un viaje. Vamos a dejar atrás el fútbol mainstream de la Copa del Rey, la Liga, las polémicas del VAR… Asuntos que ocupan nuestro día a día y que en muchas ocasiones nos limitan al exceso nuestra visión del deporte rey. Por ello, de vez en cuando, es necesario volar más allá de nuestras fronteras y conocer otras realidades. Historias que demuestran que el verdadero lenguaje universal, el esperanto real, es un balón de fútbol. Y si no, incluyan un esférico en su equipaje y descubran nuevos lugares. Verán como, vayan a donde vayan, siempre habrá alguien que se lo pida para dar pataditas y escucharán los típicos “Barça… Madrid… Messi… good”.

Concretamente, la aventura futbolística de hoy nos lleva a Bangladesh. Un país al que muchos sólo les sonará como procedencia de algunas etiquetas de ropa (Made in Bangladesh) y que a un servidor le ha llamado la atención por lo exótico de uno de los torneos que celebra: la Bangabandhu Gold Cup. Con ese nombre era inevitable investigar sobre esta competición, pero cuando conoces su logo o descubres los equipos que la disputan el interés aumenta. Por tanto, déjense llevar por el trayecto y descubran con nosotros esta copa que nada tiene que ver con la que estos días se juega en nuestro país. Nos vamos a Asia.

Homenaje a un héroe

Para entender el propósito de este torneo es necesario conocer la historia más reciente de Bangladesh, que como en la mayoría de los países asiáticos no ha sido precisamente idílica. De hecho, esta nación, hoy en día la octava más poblada del mundo con casi 168 millones de habitantes, ha sido tradicionalmente una de las regiones más pobres no solo de Asia, sino del mundo. Además, formaba parte de Pakistán desde 1947, un país del que sufrían discriminación, represión y abandono. Hasta que en 1971 decidieron levantarse ante los pakistaníes e independizarse no sin pasar por el campo de batalla.

Bangabandhu Gold Cup logo
El curioso logo que incluye el retrato del héroe nacional. (Fuente: unb.com.bd)

Y es ahí donde entra nuestro héroe, Sheikh Mujibur Rahman. Asesinado a disparos en 1975 junto a su familia, este político lideró la revolución independentista del país y se convirtió en el primer presidente de la nación que hoy conocemos. Tal fue su importancia en el proceso de independencia, que el pueblo lo bautizó como Bangabandhu, que en bengalí significa “amigo de Bengala”. De ahí la denominación del torneo en el que centramos este artículo. Por si fuera poca la conmemoración, su imagen está presente en el logo de la competición, lo que le otorga un innegable carácter kitsch.

Participantes random

Como hemos visto, el exotismo que rezuman tanto el nombre como la imagen de marca de esta copa dorada, fueron los primeros aspectos que acapararon mi atención. Sin embargo, ese interés aumentó cuando comprobé qué equipos la disputan estos días. Cual catálogo modesto de la ONU, la edición de este año está compuesta por tres países asiáticos, como son Palestina, Sri Lanka y el anfitrión, y tres más pertenecientes a la CAF africana, Burundi, Seychelles y las Islas Mauricio. Un cartel tan extravagante que parece aleatorio.

Bangabandhu Gold Cup 2020 teams
Ésta es la nómina de equipos que disputan el torneo este año. (Fuente: Facebook aseanfootballnews)

Un hecho que se acrecienta cuando observamos años anteriores. Así, podemos encontrar selecciones tan modestas como Tayikistán, Nepal o Bahrain; combinados ex profeso de ligas como la 2ª división japonesa o incluso clubes de otros países, como el PSM Makassar de Indonesia.

No obstante, hasta la edición de 2016, los países integrantes en el torneo mandaban para su disputa a sus combinados juveniles o sub23. De hecho, uno de estos ejemplos, Malasia sub22, con tres entorchados, constituye a día de hoy el equipo con más títulos de la corta historia de la competición.

Una estrella conocida

Dada su disputa en fechas no reservadas para compromisos internacionales por la FIFA, ha sido siempre muy complicado poder reconocer a algunos de los jugadores que participan en ella. Normalmente, las selecciones mandan a equipos B formados por jugadores de ligas locales, lo que impide ver a las poquitas estrellas con las que puedan contar.

Sin embargo, en el cuadro de honor, nos encontramos a un viejo conocido de nuestra Liga, Lee Chun-Soo. El exdelantero fichó en 2003 por la Real Sociedad, convirtiéndose así en el primer surcoreano en jugar nuestra competición doméstica. La experiencia no fue muy satisfactoria y acabó cedido en el Numancia, donde tampoco destacó. No obstante, con siete goles en la edición de 1999, sigue ostentando el honor de ser el máximo goleador de la historia del torneo bangladesí. 

Julio Cesar Bangabandhu Gold Cup
El exportero Julio César ha acudido al evento en representación de la FIFA. (Fuente: thedailystar.net)

Por otro lado, probablemente el combinado con mayor caché que ha pasado por la competición sea el que se formó con jugadores procedentes de la liga brasileña. No sabemos si fue el jet lag, la falta de interés o la legendaria fama de dejadez carioca, pero apenas pasaron de la fase de grupos en 1999.

Entre los futbolistas que acudieron a Bangladesh para representar a la Serie A de Brasil, sólo destacó levemente Hugo Assis. Un mediocentro ofensivo con pasado en múltiples equipos, tanto los históricos Corinthians o Flamengo, como conjuntos de ligas como la japonesa o la de Emiratos.

De la nada a la consolidación

Otra de las características que hablan de la modestia de la Bangabandhu Gold Cup es su irregularidad. Se estrenó en la temporada 96-97 y hubo que esperar dos años para la siguiente edición en 1999. Pero peor fue lo que vino después. La escasez económica de una federación tan humilde como la de Bangladesh no podía afrontar el desembolso de su organización y parecía que a las puertas del siglo XXI se cortaría abruptamente el proyecto. Hasta que en 2015, como si del ave fénix se tratase, resucitase el torneo con el apoyo de la televisión nacional. Desde entonces, se ha disputado tanto anualmente como bianualmente, el formato que hoy en día prevalece.

Bangabandhu Gold Cup trofeo
Uno de los equipos levantará el trofeo de la Bangabandhu Gold Cup el domingo. (Fuente: dhakatribune.com

En concreto, la edición de este año, se encuentra en disputa durante estos días. La apertura tuvo lugar el 15 de enero con un encuentro entre la selección local y la vigente ganadora, Palestina. A partir de ahí, cinco partidos más de fase de grupos (se establecen 2 grupos de 3 equipos cada uno) para dilucidar quién pasaba a semifinales. Ayer fue la propia Palestina la que consiguió el pase a la final venciendo a Seychelles. Hoy eran Burundi y la local Bangladesh quienes disputaban la otra plaza en la contienda definitiva, con victoria para Burundi. ¿Repetirá éxito Palestina en uno de los torneos más exóticos del planeta fútbol?