Manuel Infante

Manuel Infante

De Barbate, la capital del atún rojo. Contagiado de fiebre amarilla desde hace muchos años y sin ningún interés en curarse. Beato confeso de la religión cadista, lo único que lamenta es no poder acudir todo lo que quisiera al templo del Carranza para agradecer los milagros producidos allí por el padre (Carmelo), el hijo (Pepe Mejías) y el espíritu Santo (Mágico González).

Page 5 of 5 1 4 5